HASTA SIEMPRE, COMPAÑERO

Algo se muere en el alma

cuando un amigo se va…

eso dice la canción….

pero también se queda

un vacío enorme cuando

un gran compañero que

ha dejado huella en

todos y cada uno de

nosotros, se va, por la

puerta grande, a disfrutar de una nueva

etapa de jubilación

merecida, llevándose un

trozo de cada uno en su

enorme corazón.

Trabajador incansable,

amable al extremo,

responsable,

comprometido,… un gran

compañero que deja el

Pasquau un poco vacío,

un poco triste porque ha

sido y seguirás siendo

parte fundamental de

este colegio….

Te deseamos lo mejor en

esta nueva vida que

ahora te abre sus

puertas, disfruta de cada

minuto de la vida y

gracias por todo y por

tanto que nos has

dado.

Te echaremos

muchísimo de

menos….

ni te lo imaginas….

Te debemos un

enorme abrazo,

querido compañero.

¡¡Hasta siempre!!

Sé el primero en comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.