Bailamos y cantamos al ritmo de Egipto.

Como hemos conseguido el segundo reto, hemos recibido una nueva pista y una llave pero esta vez la llave tampoco era la que abría el candado.

La pista nos decía que un escarabajo de la suerte les había contado que bailamos y cantamos al ritmo de Egipto estupendamente por lo que hemos encendido nuestro altavoz y nos hemos puesto a bailar y a cantar disfrazados de egipcios!

Sé el primero en comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.